Productos

Cirugía de Fractura de Miembro Inferior

0 out of 5

S/3,000.00

CLINICA SANTA LUCIA 

Consulte directamente con el especialista

Precio Cerrado. Todo Incluido

Categoría:
  • Descripción

Descripción

Una pierna quebrada (fractura de pierna) es una quebradura o fisura en uno de los huesos de la pierna. Entre las causas frecuentes, se cuentan caídas, accidentes automovilísticos y lesiones deportivas.

El tratamiento de una pierna quebrada depende del lugar y de la gravedad de la lesión. Una quebradura grave de pierna puede requerir cirugía para implantar un dispositivo en el hueso quebrado con el fin de mantenerlo alineado de la manera correcta durante la cicatrización. Otras lesiones pueden tratarse con un yeso o una férula. En todos los casos, el diagnóstico y el tratamiento inmediatos de una pierna quebrada son fundamentales para una cicatrización completa.

Síntomas

Una fractura del fémur —el hueso más fuerte del cuerpo— por lo general es evidente porque requiere de mucha fuerza para quebrarse. Pero las fracturas de la tibia (el hueso que más peso soporta en la parte inferior de la pierna) y del peroné (el hueso que se encuentra a lo largo de la tibia, debajo de la rodilla) pueden ser más sutiles.

Los signos y síntomas de una fractura en la pierna pueden comprender los siguientes:

  • Dolor intenso, que puede empeorar con el movimiento
  • Hinchazón
  • Sensibilidad
  • Hematomas
  • Deformidad evidente o acortamiento de la pierna afectada
  • Incapacidad para caminar

Los niños o los niños pequeños que empiezan a andar que se fracturan una pierna simplemente podrían dejar de caminar, aunque no puedan explicar por qué lo hacen. El llanto sin causa aparente puede ser un síntoma de que el niño pequeño tiene una fractura.

Causas

Existen varias maneras de quebrarse una pierna, entre ellas las siguientes:

  • Caídas. Una caída simple puede fracturar uno de los huesos inferiores de la pierna o ambos. Sin embargo, es poco probable que se quiebre el hueso del muslo (fémur) sin traumatismos de mayor importancia.
  • Accidentes automovilísticos. En un accidente automovilístico, pueden quebrarse los tres huesos de la pierna. Las fracturas pueden producirse cuando, en una colisión, las rodillas se atascan contra el panel de instrumentos.
  • Lesiones deportivas. Si extiendes demasiado la pierna durante los deportes de contacto, puedes quebrártela. Puede suceder lo mismo con un golpe directo, por ejemplo, con un palo de hockey o el cuerpo de un oponente.
  • Maltrato infantil. En los niños, una pierna quebrada puede ser el resultado del maltrato infantil, especialmente cuando se produce una lesión antes de que el niño pueda caminar.
  • Uso excesivo. Las fracturas por sobrecarga son fisuras pequeñas que se producen en los huesos que soportan el peso del cuerpo, entre ellos la tibia. Generalmente, las fracturas por sobrecarga se deben a la fuerza repetitiva o al uso excesivo, tal como correr grandes distancias. Pero también pueden producirse con el uso normal de un hueso que ha sido debilitado por un trastorno como la osteoporosis.