Productos

Fractura Simple de Arco Cigomático

0 out of 5

S/2,500.00

Precio* puede variar dependiendo de la Clínica elegida para la Intervención.

Consulte directamente con el especialista

Precio Cerrado. Todo Incluido

Categoría:
  • Descripción

Descripción

El arco cigomático es la estructura que une el hueso malar (pómulo) con el cráneo.

Las fracturas del hueso malar y de la órbita se asocian en muchas ocasiones a fracturas del arco cigomático; otras veces, un traumatismo directo sobre el arco puede producir una fractura aislada del mismo.

Las fracturas aisladas del arco cigomático pueden producir un hundimiento a la inspección y palpación en la zona lateral de la cara.

Al abrir la boca, la apófisis coronoides mandibular se mueve hacia delante en la fosa infratemporal, por dentro del arco cigomático. Si la fractura está desplazada, la apertura oral puede ser dolorosa o incompleta, por interferencia con los fragmentos fracturados.

En los casos sencillos, estas fracturas se pueden tratar mediante la técnica de Gillies, a través de una pequeña incisión de 1 cm en la región temporal. Se introduce una espátula por encima del músculo hasta llegar debajo del arco y se reduce la fractura mediante un elevador romo.

Otra opción es la técnica de Keen, que emplea una pequeña incisión intraoral para llegar al arco desde abajo.

En los casos en los que la deformidad del arco sea tan severa que no se pueda corregir mediante una reducción cerrada, o no quede lo suficientemente estable, se debe optar por una reducción abierta: fijación con placas y tornillos a través de un abordaje coronal, en la zona del cuero cabelludo. Está particularmente indicado si se tiene que realizar un abordaje coronal por otra causa, como una fractura frontal asociada o la toma de un injerto de calota craneal.

Cuando existe una fractura de malar asociada, la reconstruccción precisa del arco cigomático es la llave para devolver al malar su posición correcta en el plano antero-posterior.

La rama temporal del nervio facial cruza por encima del arco cigomático, muy próxima al mismo. Es necesario realizar el abordaje en un plano profundo a la fascia temporal profunda para evitar lesionarlo.

En muchos pacientes suele existir poco volumen de tejidos blandos sobre el arco cigomático, por lo que es posible que, en caso de una redución abierta, pueda llegar a palparse la placa a través de la piel.